Por @Alvy — 6 de Febrero de 2019

En La vida sin los gigantes tecnológicos (Gizmodo) la intrépida reportera Kashmir Hill cuenta cómo intentó eliminar de su vida completamente todo rastro de aplicaciones, servicios, aparatos, rastreo y datos de los cinco gigantes del mundo moderno. Al menos durante una semana.

Estos fueron los resultados:


Amazon Logo

“Imposible”

Amazon Logo

“Lo eché de menos”

Google Logo

“Se me estropeó todo”

Microsoft Logo

“Se suponía que lo había eliminado”

Apple Logo

“Devastador”

Y no contenta con este ejercicio de futilidad, que aunque divertido y curioso demuestra lo difícil que es empeñarse en ir contra corriente (aunque te haga ser toda una malota), en la última entrega dice que va a intentar eliminar los cinco a la vez. ¿Lo conseguirá? Me parece a mi que… no.

Actualización (9 de febrero de 2019) – Ya lo hizo:

“Es el infierno”

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 6 de Febrero de 2019

Password Checkup

Esta es probablemente una de las mejoras más importantes en seguridad de los últimos tiempos para quienes no se preocupan mucho de esos temas pero se pasan el día en Internet. Lo que hace la Password Checkup (extensión gratuita para Google Chrome) es comprobar que las contraseñas que se introducen en diversos servicios de Internet no han visto comprometida su seguridad. Si alguien las hackeó en el pasado y se supo de esa brecha de seguridad, saltará una alerta avisando para que no se utilice o se cambie.

Independientemente de dónde inicies sesión, si introduces un nombre de usuario y una contraseña que ya no son seguros porque aparecen en una quiebra de seguridad de datos de la que Google tiene constancia, recibirás una alerta. Si eso ocurre, te rogamos que cambies la contraseña. Si utilizas el mismo nombre de usuario y la misma contraseña en otras cuentas, cambia la contraseña de esas cuentas también.

Aunque parezca que esto puede violar otras normas de seguridad o ser un poco inseguro porque haya contraseñas viajando de un sitio para otro en realidad no es así. Existen un montón de sitios fiables como Have I been Pwned? que se dedican precisamente a alertar sobre las contraseñas que se publican después de los «ataques» a sitios conocidos; basta poner allí el email (en otros se pone la contraseña, pero sin indicar la cuenta) y se hace la comprobación.

Password Checkup lo que hace es utilizar funciones hash para comparar los nombres de usuario y contraseñas con la información procedente de esos sitios, de modo que no «conoce» los valores originales, pero las comparaciones se pueden considerar tan válidas como seguras.

Password Checkup
Así funciona Password Checkup (zoom para ampliar)

El resultado es que todos los nombres de usuario y contraseñas, tanto las tuyas como las que fueron hackeadas en el pasado, viajan cifradas por la red. Pero si hay una coincidencia salta la alerta: «¡Ey, esto es inseguro!, ya lo crackearon hace tiempo!» y se pueden tomar las medidas oportunas; básicamente: cambiar la contraseña.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 31 de Enero de 2019

Portada del informeEmpantallados acaba de presentar el informe El impacto de las pantallas en la vida familiar, un estudio realizado por GAD3 para ellos que saca sus datos de una encuesta anónima a más de 1.400 hogares en los que hay hijos de menos de 18 años.

El objetivo es elaborar un diagnóstico y una reflexión sobre el impacto de las pantallas en el día
a día de las familias. Y es que en la mayoría de los casos

El entorno multipantalla es una realidad en los hogares de padres y madres con hijos menores de 18 años, en los cuales coexisten al menos un smartphone, una televisión, un ordenador, una tableta y una videoconsola. El smartphone es el dispositivo con mayor presencia en los hogares. En la mayoría hay de media tres. La televisión es el segundo dispositivo que aparece con mayor frecuencia (2,3), seguida de cerca por los ordenadores (2 por hogar).

Se articula en torno a siete cuestiones:

  1. Las pantallas, ¿nos unen o nos separan?
  2. Las principales preocupaciones de los padres sobre educación digital
  3. ¿Cómo protegemos a nuestros hijos en el entorno digital?
  4. La edad de la primera pantalla propia
  5. Tiempo de consumo de pantallas: ¿siguen viendo la televisión?
  6. El ejemplo de los padres y madres
  7. Los padres y madres: ¿estamos preparados?

Y además de los datos y unas conclusiones sobre ellos incluye recomendaciones específicas en cada apartado a cargo de una persona experta en el tema; también hay vídeos resumen con esas respuestas. Son 42 páginas que le interesarán a cualquiera con hijos en esas edades –y con hijos algo mayores seguramente también– y es como una introducción a lo que contábamos en Los nativos digitales no existen.

El informe, disponible en PDF, es gratuito pero es necesario que des un correo electrónico para que te envíen el enlace de descarga.

(Vía Juan García).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Enero de 2019

Estatua de Cristo Rey (Świebodzin)

Esta impresionante estatua es el Cristo Rey de Świebodzin y está en Polonia. Pesa unas 440 toneladas y mide 36 metros de altura (+3 metros de corona y otros 13 de pedestal). Me pareció gracioso descubrir que desde hace una década la han rodeado varias polémicas, entre ellas si había un cura enterrado debajo bajo los cimientos, problemas con el párking de la zona y sobre todo si se trataba de una estatua de récord o no: el hecho es que es más alta que el Cristo Redentor del Corcovado de Río de Janeiro y el Cristo Rey de Cali, así que sí.

La otra curiosidad es que además de servir como atracción para los turistas y peregrinos el Cristo Rey de Świebodzin escondía un «secreto» bajo su corona dorada: varias antenas de comunicaciones que proporcionan conexión a Internet a las gentes de la zona. No estaba muy claro si se trataba de una conexión legal o ilegal, si era algo público o lo ocultaron –porque unos decían una cosa y otros otra– pero según un periódico alguien grabó la estatua sobrevolándola con un dron y vio claramente las antenas escondidas dentro de la corona dorada. En este vídeo antiguo se puede ver relativamente bien:

La compañía de comunicaciones a cuyo nombre están las antenas dice que la conexión es totalmente legal, aunque aparte de que el Cristo proporcione wifi y conexión a «la parroquia» de visitantes dicen que también se utiliza como enlace para otras conexiones comerciales de la zona. La situación me recordó un poco a aquella detallada y legendaria «lista de proveedores de internet» que en los 90 publicaban las revistas de informática (www.areas.net/dp) y su muy apropiado nombre: Dios proveedrá.

{Foto (CC) Max Pixel}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear